diumenge, 10 de novembre de 2013

Una romántica empedernida...

Des de pequeños nos engañan con esos amores de Disney, historias de amor con un príncipe y una princesa, una rosa o una corona o un zapato, la eternidad, una mirada que desencadena un amor a primera vista...o con las películas románticas que ponen las tardes de sábado y domingo en la televisión. 
Seamos realistas. Nadie vendrá corriendo bajo la lluvia a tu casa con un ramo de rosas para que le perdones, nadie estará a tu lado todos los días para ayudarte a superarlos más fácilmente, nadie te aguantará con tus defectos y te hará sorpresas cuando llegues a tu casa por la noche, nadie se te declarará con tu canción preferida y con cien velas dibujando un corazón, nunca recibirás todo lo que das, nadie te pintará "Tu y yo a tres metros sobre el cielo" en un puente, nadie...
Pero desgraciadamente, con cada palabra que escribo me cae una lágrima porque aunque sabiendo yo eso, me engaño día tras día creyendo que cuando menos me lo espere llegará este hombre de película, que me hará soñar, me hará tocar el cielo con la punta de mis dedos, congelará con sus besos el tiempo y con las yemas de sus dedos me acariciará mi espalda desnuda y me se quedarán los pelos de punta a causa de su presencia, me respirará con sus besos, me comerá toda para que mi gusto se quede en él para siempre...

Soy una enamorada empedernida que espera el fantasma de un príncipe verde, sentada y con un cigarro que se consume en su boca..



Dibujo de Sara Herranz






Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada