dimecres, 15 de gener de 2014

CIEGO, SORDO, MUDO

Estoy loca. Lo sé. Impacta mucho leer estas palabras si lees que el que las escribe acepta la condición de perder la cordura.
Sonrío al ver mi obra maestra, admiro con qué fuerza he sido capaz de plasmar mi idea, anhelo que se haga realidad y ahora me dan ganas de destruirla porqué no quiero que otro ser humano la pueda contemplar con sus ojos, que no son dignos de verla ya que no sabrían apreciarla, no la entenderían, dirían que no es arte, que tan solo es...
El mundo no está preparado para esto, no está preparado para abrir los ojos, para deshacerse de la capa de ingenuidad en la que vive, no puede ni tan solo anhelarlo porque dudo que sepa lo que es.
Las espinas lo envuelven dejando así que fluya, los pétalos le sirven de envoltorio para camuflar a los ojos de sus habitantes una cruel realidad. Para sobrevivir les dan agua con un cuentagotas y para respirar, pequeñas dosis de aire que tienen que pagar a un alto precio.




EL MUNDO NO ESTÁ PREPARADO PARA LA LIBERTAD.